Irineo Leguizamo

www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 13 años difundiendo nuestras raíces ~ 2015


Francisco Acuña de Figueroa

Francisco Acuña de Figueroa (1791-1862) nació y murió en Montevideo. Recibió una formación clásica, tal como se impartía en la época colonial, de la que no se apartó, a pesar de los sucesivos y profundos cambios ideológicos y políticos de los que dio testimonio a lo largo de su cuantiosa obra poética. Fue, en su época, "el poeta de Montevideo", de sus avatares, de sus mandatarios y de las personas de relevancia en aquella sociedad. Cronista en verso de los episodios más dramáticos, registró los acontecimientos, día a día, del Segundo Sitio de Montevideo y fue autor del Himno Nacional uruguayo y de otros himnos; tradujo obras clásicas y contemporáneas, incorporó formas y ritmos populares, compuso poemas visuales, epigramas, anagramas, acrósticos en los que celebra, entre loas y burlas, una gran variedad de estampas. Describió su caudalosa producción como compuesta por piezas Patrióticas, Amatorias, Fúnebres, Jocosas, Religiosas, Ingeniosas, Enigmáticas, Varias, Epigramáticas y Satíricas, sin contar aquellas que excluyó, ocultó y olvidó.
En su autorretrato, se presenta en los siguiente términos:
 
Era algo trigueño,
De rostro festivo,
De talle mediano,
Ni grande, ni chico.
De nariz y boca
Un poco provisto
Y el lacio cabello
Algo enrarecido.
Eran apacibles
Sus ojos y vivos,
A veces locuaces
Y a veces dormidos.
Su rostro era feo
Más no desabrido,
Sino que inspiraba
Confianza y cariño.
Tuvo algunas veces
Defectos y vicios,
Mas su alma era noble
Su pecho sencillo.
Un lunar tenía
Con vello crecido
Fijado en el medio
Del diestro carrillo.

 

 Su acento era suave
Y asaz expresivo
Mas una dolencia
Le puso ronquillo.
Usaba antiparras,
Tomaba polvillo
Y era con las damas
Atento y rendido,
No era su carácter
Adusto ni esquivo
Y así era de todos
Amado y bienquisto.
Contaba mil cuentos
Con sus ribetillos
Dejando lo exacto
Por lo divertido
Formaba renglones
Largos y chiquitos
Que se le antojaban
Versos peregrinos.
No invocaba a Apolo
Por ser masculino
Y solo a las Musas
Pedía su auxilio...



Himno Nacional  12 de julio de 1845

Historia del Himno Nacional



       Regresar a Enlaces Uruguayos