Irineo Leguizamo

www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 15 años difundiendo nuestras raíces ~ 2017


José Belloni


Autógrafo de José Belloni


JOSÉ LEONCIO BELLONI GARAYCOECHEA

Escultor uruguayo nacido en Montevideo, el 12 de Setiembre de 1882.
Está asimismo representado en el Museo Nacional y en el Municipal de Bellas Artes de Montevideo, en colecciones privadas, en galerías de nuestro país y del exterior. Belloni falleció en Montevideo el 28 de Noviembre de 1965.
 Niño aún se trasladó a ciudad de la Paz donde concurrió a escuela pública en la que manifestó su extraordinaria laboriosidad, así como su predilección por los trabajos manuales. En ese ambiente se familiarizó con las características de la vida rural que más tarde plasmaría en su obra de tema tradicional
En 1890, se radicó en Suiza con su familia , cursando estudios primarios y secundarios. Concurrió a la Escuela Cantonal de dibujo profesional estudiando, por varios años, dibujo y pintura con diversos profesores, y escultura con Luis Vassali, en cuyo taller ingresó en 1897 y fue luego su colaborador hasta 1908. Obtuvo por concurso, y desempeñó el cargo de Profesor de dibujo profesional. Regresó a Montevideo en 1908 e ingresó al Círculo de Bellas Artes
Volvió a Europa como becario del gobierno del Uruguay; estudio escultura durante cuatro años (1909-1913), siguiendo cursos reglamentarios en la Real Academia de Munich y la Escuela Libre de Roma. De nuevo en el País, y radicado en Montevideo, inició una intensa labor artística y docente: en el Círculo de Bellas Artes (desde 1913); en la Universidad del Trabajo (desde 1915) y en la Facultad de Arquitectura (desde 1917).
Exposiciones:
Realizó numerosas exposiciones individuales en el Uruguay y en el extranjero. Concurrió a varias exposiciones colectivas en nuestro país y en el exterior:
Internacional del Centenario Argentino (1910);
Internacional de San Francisco de California (1915), donde obtuvo Medalla de Plata;
de Artistas Uruguayos en Río de Janeiro (1918)
Ibero América de Sevilla, 1930, con Diploma de Honor;
IV Muestra de Arte de Florencia, 1930;
Salón de Bellas Artes de Río de Janeiro, 1940, logrando Medalla de Oro por su grupo escultórico "La Tradición";
Artistas Nacionales de Río de Janeiro , 1952, en la que obtuvo Medalla de Oro con "Bacanal";
Salón Panamericano de Arte ( Dallas, 1959)
Obtuvo Premio Rotary Club en Buenos Aires, 1963.
Obras:
Su primera obra "Chagrin", 1904, la presentó en Lausana y fue exhibida en el Gran Salon de Escultura.
En nuestros país su obras han inmortalizado sucesos y costumbres nacionales y figuran en el Palacio Legislativo, en la Catedral, en nuestras plazas y paseos públicos, en los cementerios y en el interior de la república.
En el exterior existen varias obras suyas.
"La Carreta" es internacionalmente conocida y existen réplicas de ella, en escala reducida, en muchos países del mundo.
Ejecutó infinidad de medallas, bustos, monumentos funerarios, cerámicas, terracotas, porcelanas, afiches, etc.
Practicó también la pintura dejando una colección de óleos.
Monumentos : sus principales monumentos son:
El pintor "Carlos María Herrera", 1921;
Cariátide "La Música" de la linterna y tímpanos laterales del Palacio Legislativo, 1923;
a la poetisa "María Eugenia Vaz Ferreira", 1927;
"La Carreta", por la que obtuvo el Premio a la Producción Artística del Ministerio de Instrucción Pública, 1919, cuya fundición dirigió en Florencia, en 1930 e inauguró en Montevideo en 1934;

 

Fundición Marinelli en Florencia, Italia

"CARRETTA PIONIERI"
Monumento nacional uruguayo realizado por el escultor José Belloni, grupo escultural de 22 Mts. base y 150 toneladas de peso. En la fotografia  se muestra el 
trabajo realizado  antes de ser embarcado a Uruguay (1930) en el exterior de  la fundición Marinelli.


"Guillermo Tell", 1931
"Dr. Luis Morquio", 1938;
"Barón de Mauá", 1944;
"Ansina", 1944;
el importante grupo escultórico "Rodó" en el parque homónimo, 1947;
"Juan Manuel Blanes", 1947;
"El Pequeño Dionisio", 1952, en la ciudad de Treinta y Tres;
"Coronel Leonardo Olivera", 1952, (Fortaleza de Santa Teresa, Rocha);
"Tímpanos y esculturas exteriores de la Iglesia Matriz de Montevideo, 1952;
Grupo escultórico "La Diligencia", encargado por el Poder Ejecutivo, 1952;

Belloni el día de la inauguracion de "La Diligencia", en la segunda imágen junto a su familia


Puerta de la Catedral de Florida (realizada en colaboración con su hijo Stelio, 1962)
"La Partida de los Treinta y Tres Orientales", a colocarse en la playa de San Isidro, Buenos Aires, 1964;
"Stelio y su venado";
"Hacia nuevos rumbos";
Grupo Escultórico "El Entrevero" en la Plaza de Avda. 18 de Julio Avda. Agraciada.

"El Entrevero"

 
Un busto de Artigas, en el Palacio de las Américas (Washington)
Un busto del historiador Bauzá en el Museo de Historia de Sevilla;
El monumento a La Reforma, en el Palacio Cívico de Lugano;
Doce obras en el Palacio Itamaraty en Río de Janeiro;
El monumento al aviador Ramón Franco, Ferrol, España, 1926;
Una obra en el Museo Nacional de Bellas Artes en Río de Janeiro;
Dos obras en el Memorial Park de California;
Una obra en el Municipio de Santiago de Chile, etc.


José Belloni: el escultor más popular
Por Alejandro Michelena

 
¿Quién que hoy supere los cincuenta años, montevideano o habitante del interior, no se ha tomado alguna vez una foto —de grupo familiar o con amigos— teniendo detrás el marco escenográfico del Monumento a la Carreta? Hasta hace pocos años ése era un ritual inevitable para los uruguayos. La competencia sobrevino a raíz de la inauguración de un monumento céntrico, El Entrevero, que comenzó a dividir las preferencias a la hora de buscar escenarios para sacarse “la foto para la posteridá”.
Lo interesante es que se trata dos obras mayores del mismo escultor: José Belloni. Este patriarca de las formas trabajadas en piedra o en bronce, junto a su colega José Luis Zorrilla de San Martín y otros artistas más jóvenes como Bernabé Michelena, Severino Pose y Antonio Pena, le dieron a Montevideo ese destacable nivel artístico en su perfil escultórico que ha llamado la atención de tantos extranjeros conocedores.
Belloni es autor de otros monumentos interesantes, que tal vez han quedado opacados por la imponencia de sus grandes conjuntos. El dedicado al pintor Juan Manuel Blanes, al costado del Teatro Solís, que lo muestra de pie, en pose característica. El que homenajea al escritor José Enrique Rodó —en el parque que lleva su nombre— rodeado de la estupenda recreación de algunas de sus parábolas y presidido por el Genio Ariel. El que evoca a Guillermo Tell, el héroe suizo, a un costado del castillito del mismo parque. El Aguatero, en una plaza de la zona que fuera barrio La Mondiola, sobre Rivera. Las decoraciones y alegorías del Palacio Legislativo.
José Belloni nació en Montevideo en 1882. Descendiente de suizos de habla italiana, estudió en Múnich, Lugano y Roma; es decir que tuvo su larga temporada europea —como era de estilo en su tiempo para cualquier artista que aspirara a perfeccionarse—, y más tarde expuso en el Viejo Continente y en toda América. Obtuvo por sus esculturas de Blanes y Rodó sendos “primeros premios”, y por La Carreta una “medalla de oro”.
Las grandes obras de Belloni, por su minuciosa recreación realista, forman parte —con El Gaucho de Zorrilla— de esas esculturas realmente populares. Además refieren al legendario pasado uruguayo, surcado por lentas carretas y fracturado dramáticamente por los “entreveros” que reiteraban cada tanto tiempo las guerras civiles.
El artista tuvo siempre especial cuidado con el entorno que iba a rodear a sus obras. Eso fue así en el caso de La Carreta y el Monumento a Rodó, ubicados en estratégicas alturas. Vale aclarar que la instalación de El Entrevero no fue supervisada por Belloni, quien murió antes; la responsabilidad estuvo en manos de su hijo Stelio, también escultor.


"La Carreta"

 
Inaugurado el 14 de octubre de 1934, está emplazado en Montevideo, en el Parque José Batlle y Ordoñez sobre la Avenida Lorenzo Mérola. Declarado Monumento Histórico en el año 1976, recuerda el clásico medio de transporte de carga, utilizado por los hombres de campo. Fue realizado en bronce y su basamento es de granito rosado.

José Leoncio Belloni Garaycoechea es el primero de tres generaciones dedicadas al Arte de la Escultura.
De su notable obra podemos destacar: "La Carreta", "La Diligencia", "El Entrevero", "José Enrique Rodó", "Stelio y su Venado", "Coronel Leonardo Olivera", "Nuevos Rumbos" y "Fundadores de Colonia Valdense".
Su pasión artística siguió en su hijo Stelio y ahora en uno de sus nietos, José Alberto, quien también va encontrando su lenguaje en la escultura.
Stelio Belloni realizó el "Artigas Ecuestre", monumento de dimensiones colosales que se encuentra en un cerro de la Ciudad de Minas al cual se llamó el "Altar de la Patria".



El regreso de La Carreta

FUENTE: http://www.elpais.com.uy/Suple/QuePasa/09/01/10/quepasa_391821.asp


El nieto de José Belloni le da nueva vida a una obra maestra
Además de ser uno de los más escultores más importantes del siglo pasado, José Belloni tiene el privilegio de ser uno de los pocos que le dijo "no" a Benito Mussolini. Fue cuando el Duce, líder poco afecto a las negativas, le dijo que "La Carreta", el enorme grupo escultórico cuyo bronce Belloni fundía en Florencia, se iba a quedar en la Italia fascista. Eso no iba a ser posible pero antes de llegar a su actual destino, debió permanecer un mes en tierra florentina. Cuando se inauguró, 30.000 italianos celebraron esa instantánea de la campaña uruguaya, retratada con un realismo que aún hoy se presenta subyugante.
Hace 78 años que la estatua es parte del patrimonio estatuario de Montevideo y, desde entonces, una de las obras más arraigadas del imaginario cultural nacional. Eso no la libró del vandalismo, el robo de alguna de sus partes y el mal uso simbolizado en turistas y niños trepándose a ella como si fuera indestructible. No lo era. Y como José Belloni, nieto del escultor, lo vino diciendo durante los últimos 20 años, necesitaba una ayuda para evitar su deterioro. Después de insistir durante todo ese tiempo, Belloni por fin consiguió que la intendencia de Montevideo (por acción directa del intendente Ricardo Ehrlich) más la acción de un privado, dispusiera fondos para reparar el monumento.
El panorama era aterrador. Había unas 40 faltantes de bronce, unos bueyes caídos, el carromato estaba 10 centímetros por debajo de su altura original.
"El daño mayor es el que hizo la gente al subirse", dice Belloni, nieto. "La base se hundió, y lo que más trabajo da es recuperar la armonía del grupo". Hasta esta semana, Belloni y su equipo (integrado por su esposa, también escultora, Yanet Chango, y dos moldeadores, los hermanos Fernández) estuvieron trabajando en la propia carreta, allí en el Parque Batlle, rodeado de turistas que se entusiasman con el monumento y preguntan por el trabajo. Chango siempre tiene una historia para contarles. Han levantado la estructura y moldeado las piezas que faltan. "Hay como un mito de que el bronce es oro", dice Belloni. "Y por la cola de un buey que robaron acá, no pueden darle más de 50 pesos, y con suerte".
Ahora lo que sigue es fundir el bronce y piensan que para abril podría reinaugurarse el monumento. Para eso también hay que acondicionar el entorno, porque Belloni pensó su obra como un paisaje rural donde la fuente refleje el grupo escultórico como un espejo de agua del campo, un camino de piedras marque el sendero que sigue la carreta, y plantas autóctonas den realismo al escenario. Nada de eso fue respetado y hoy una parte de la escultura está tapada por una vegetación bastante molesta, una escalera de concreto permite subir hasta la obra y la fuente, seca, tiene dos enormes macetones de ladrillo en su interior. El que ideó esa reforma no tuvo muy en cuenta las intenciones originales del autor. El nuevo diseño recupera aquel viejo planteo de la obra aunque se le agregará una alarma perimetral (como ya tiene otra obra de su abuelo restaurada por Belloni, el monumento a Rodó ) y cuidador las 24 horas.
Belloni se autoproclamó "custodio de los monumentos" y desde hace ocho años está haciendo un relevamiento del estado de la estatuaria montevideana. Entre las en peor estado está otra de su abuelo, "La Diligencia" que en el Prado sufre de un deterioro que debería ser detenido ya. "Los monumentos de Montevideo colapsan", sentencia Belloni en medio de "La Carreta", una maravilla escultórica de la que los montevideanos no siempre hemos sido muy conscientes.
 


Regresar a Enlaces Uruguayos